Una experiencia importante de mi vida es un viaje que hizo hice a Estados Unidos, en 2012, con mi marido y mi hijo Alejandro.

La verdad es que mi hijo se fue en a America para por todo un año, para estudiar viviendo con una familia en Arizona. Mi marido y yo llegamos alcanzamos a Alejandro en a Phoenix a las finales de Majyo, cuando el se gradó graduó junto s con sus compañeros estudiantes de en la escuela media superior.

Antes de llegar a Phoenix, nosotros estuvimos en New York por unos días. Fue la primera vez que nosotros fuimos en a New York, y me gustéó mucho visitarla. Fuei a ver una espléndido musical en Broadway y por supuesto subimos al Empire State Building.

Después prendimos cogimos un avión para lograr alcanzar a Alejandro. La ceremonia de graduación fue mucho muy emocionante, todos los estudiantes fueron llamados sobre un escenario en el estadio de la ciudad y fueron premiados con la un pergamino. Yo conocí a la familia que acomodó alojó a Alejandro y todos estuvimos mucho muy ilusionados y emocionados.

El día después mi hijo, mi marido y yo, partimos para ir al Gran Canyon, a Nevada y a California. In particular en California llegamos en a San Diego e de y desde allí, durante tres semanas, hicimos un largo viaje con un coche alquilado de San Diego a San Francisco.

Este viaje fue muy interesante, no solo por todos los lugares que habemos hemos visitado pero también por la gente maravillosa que habemos hemos conocido, sobre todos la familia queque acomodó alojó a Alejandro.

Ademas sentí diversos sentimientos cuando vi a mi hijo después de siete meses que no vivi de no estar nunca conmigo. Por supuesto fue un momento mucho conmovido conmovedor, da por un lado me parió pareció que eran habían pasados cien años que no lo podia abraszarlo, de por otro lado, fue como si no era nunca habíese salido de casa.